En un giro sorpresivo su venta supone una de las adquisiciones más caras de las que tenemos recuerdo. Significa esto que Adobe XD desaparecerá y  será reemplazado por Figma? ¿Qué sucederá con sus suscriptores y con la creciente comunidad de desarrolladores que habían creado plugins para la plataforma de diseño?

Luego de la actualización de su diseño hace unos meses donde hubieron varios ajustes que mostraron  una verdadera evolución hacia un diseño más colaborativo y fluido. Figma se convirtió en una alternativa favorita de diseño UX por millones de Figmates alrededor del mundo. Su facilidad para desarrollar complejos proyectos lo separa del resto de competidores en el rubro.

Explican en el comunicado oficial de Figma:

Adobe is deeply committed to keeping Figma operating autonomously and I will continue to serve as CEO, reporting to David Wadhwani. David is someone I’ve known for a few years now and we have a strong relationship of mutual respect; I’m very excited for us to collaborate with him on how to continue growing Figma’s business. The entire Figma team will report to me. We plan to continue to run Figma the way we have always run Figma — continuing to do what we believe is best for our community, our culture and our business.

Si bien aseguran que Figma continuará siendo independiente y que esta inyección de capital  se utilizará para continuar su misión de reducir la brecha entre la imaginación y el diseño,  para quienes llevamos  más tiempo en la industria,  hemos visto como las adquisiciones del pasado hechas por Adobe terminan por estancar el desarrollo del producto.

Para muchos que han expresado su disconformidad en redes sociales, las consecuencias de esta compra  sería un futuro que sólo exista una sola compañía de diseño para profesionales. Ese monopolio podría devenir en complacencia y en tener herramientas que no necesitan continuar mejorando para obtener beneficios.

Sin embargo, muchos reconocen que dificil sería para ellos mismos rechazar los 20 billones  ofrecidos. Más si tenemos en cuenta que sólo el año pasado, la startup tenía una evaluación conservadora de 10 billones.

Una prueba más de que si no puedes vencerlos, lo único que queda es comprarlos.